Los techos de cristal sí existen

En México, las mujeres que buscan desarrollarse profesionalmente enfrentan una serie de barreras invisibles -culturales y no personales- que les hacen más difícil el camino. Lo anterior, es el referido “techo de cristal”, que si bien parece imperceptible, es real y es una barrera hacia la equidad de género y el desarrollo pleno de la mujer.

En México, de acuerdo con cifras de la OCDE, las mujeres perciben un 18% menos en promedio que los hombres por realizar el mismo trabajo, siendo el país con la mayor brecha salarial. Por otro lado, se estima que las mujeres realizan 2.6 veces más trabajo doméstico que sus parejas a pesar de que ambos se encuentran trabajando tiempo completo.

Sheryl Sandberg, Directora de Operaciones en Facebook, líder del movimiento #LeanIn y madre de dos hijos, señala que si bien se han hecho grandes avances en materia de derechos y oportunidades para la mujer, las mujeres no han alcanzado la cima de sus profesiones en ningún lugar del mundo, ni en el sector público, ya que de 193 países tan sólo 16 son dirigidos por mujeres, ni en el sector privado, ya que tan sólo el 18% de los puestos gerenciales son ocupados por una mujer.

Sandberg da tres recomendaciones principales a las mujeres que desean tener una vida personal plena y una carrera personal exitosa. El primero, lo que ella llama “tener un asiento en la mesa”, es decir la importancia de siempre dar nuestro punto de vista, no quedarnos calladas y participar, en resumen no subestimar nuestra propia capacidad. El segundo, dividir las responsabilidades y tareas en el hogar equitativamente y el tercero “no abandonar antes de irse”, o no tomar mayores retos u oportunidades, por temor a no poder formar una familia, casarse o tener hijos.

De igual forma, numerosos estudios sobre desarrollo económico han confirmado la importancia de la inclusión de la mujer al mercado laboral y su “empoderamiento”, ya que esto se ve reflejado en mejor educación para los hijos y mayor calidad de vida para la familia.

Las mujeres no deben enfrentarse a una situación en la cual deban tener que elegir entre una carrera profesional y formar una familia (si así lo desean). Esto inclusive resulta injusto para ambas partes, puesto que el hombre no debe de cargar con toda la responsabilidad económica de un hogar ni la mujer con toda la responsabilidad del cuidado y crianza de los hijos.

Es fundamental que en México las mujeres tengan mayor participación en puestos de liderazgo, que se reconozca el trabajo doméstico no remunerado y se elimine la brecha salarial. Las mujeres sí podemos tener todo, tenemos derecho a tener un asiento en la mesa y en ningún momento debemos sacrificar el éxito profesional y la realización personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s