La importancia del voto millennial en las elecciones del 2018

Amigos millennials, la razón de este breve artículo es exhortarlos y más que nada convencerlos de la responsabilidad y el deber moral que tenemos este 2018 de salir a votar e involucrarnos en el próximo proceso electoral donde se elegirá no sólo el Presidente de la República, sino también se renovará la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados.

El pasado viernes atendí una conferencia en el Tec de Monterrey, “Diálogos sobre el valor de la Cultura Democrática” donde la Magistrada Marcia Garza Robles del Tribunal Electoral de Tamaulipas y el Magistrado Jorge Sánchez-Cordero de la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, hablaron sobre la baja participación de los jóvenes en los comicios electorales en México y el gran compromiso que tenemos de participar en el próximo proceso electoral.

De acuerdo con cifras del INE (2016) los jóvenes de 20 a 29 años son los que menos participan. Por ejemplo, en las elecciones federales de diputados en 2015 la participación de los jóvenes alcanzó tan sólo un 35.66%, muy por debajo de la media nacional de 47.07%.

En contraste, de acuerdo con The Millenial Impact Report, el 66% de los millennials encuestados afirmaron expresar y compartir sus opiniones respecto a temas de política, derechos humanos, educación y cambio climático en redes sociales, mientras que sólo un 36% de los anteriores en realidad realizará alguna acción en favor de esto.

Como dice el Rector David Noel Ramírez no debemos ser jóvenes de sofá, sino impulsores de nuestra comunidad. No sólo debemos denunciar en redes sociales nuestro descontento, debemos salir a la calle a demostrarlo. Si no estás de acuerdo con ningún partido político, apoya un candidato independiente, si no concuerdas con ningún candidato participa como observador electoral, si resultas elegido para ser funcionario de casilla cumple con tu deber, y si de plano no puedes participar ve y vota, pero por favor ¡VOTA!.

Entiendo que hay muy pocos candidatos que generan confianza, que es muy triste salir a votar por “el menos peor”, pero si no acudimos a las urnas este 2018, otra generación decidirá por nosotros. Pudiera parecer muy alarmista pero tomemos por ejemplo el caso del Brexit.

En el referéndum del pasado 23 de junio sobre la permanencia del Reino Unido en Europa, datos del Financial Times (2016) revelan que “el 73% de los ciudadanos entre 18 y 24 años de edad votaron para permanecer en la UE”. No obstante sólo votaron el 36% de los individuos en este rango de edad. Por otro lado, hubo una participación electoral superior al 80%  de los votantes mayores de 55 años, quienes votaron en su mayoría por abandonar la UE.

Otro ejemplo es la elección presidencial en Estados Unidos, donde menos del 50% de los electores millennials decidieron acudir las urnas. De acuerdo con datos de CNN Politics, a pesar de que Hillary Clinton ganó entre los jóvenes por un margen de más del 10 % del voto popular, los números resultaron insuficientes para ganar la contienda, aún cuando los millennials representan la misma proporción que los baby boomers del padrón electoral (Pew Research Center, 2016).

De acuerdo con el Dr. Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, “la desconfianza de los millennials en procesos democráticos ocasionaron la salida del Reino Unido de la Unión Europea, así como el rechazo al acuerdo de Paz en Colombia con la guerrilla”.

En general, en los casos anteriores se observa un involucramiento en los procesos de votación de la generación millennial mucho menor a las expectativas. “The Democratic Disconnect”, un estudio realizado por Yascha Mounk de la Universidad de Harvard y Stefan Foa de la Universidad de Melbourne, revela que los millennials creen cada vez menos en la democracia y en los servidores públicos.

En México, una encuesta realizada por el Instituto Mexicano de la Juventud y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, revela que el 45% de los jóvenes no simpatiza con ningún partido político y el 31% de los encuestados manifestó “no tener interés alguno por la política”. Este desinterés se observa en ambas direcciones puesto que también estamos subrepresentados en el Congreso Federal ya que solo el  3.5% de los legisladores son menores de 30 años.

Es muy fácil quejarnos del gobierno, de las instituciones y de la corrupción. Sin embargo necesitamos actuar, ser ciudadanos de 365 días. Como ya lo he mencionado anteriormente tan sólo la participación ciudadana es capaz de promover la paz, la seguridad y el bien común.

*Con información del INE, Millenial Impact Report, El Financiero, Pew Research Center, CNN Politics.
**Para más información sobre la bibliografía utilizada, favor de contactar al autor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s