Panorama difícil para Banxico

Si esta semana se ha caracterizado por algo, diría que sería por la alta volatilidad en los mercados. El miércoles por la madrugada el Banco de Japón anunció cambios en su política monetaria y al mediodía, la Reserva Federal de Estados Unidos anunció que mantendría sin cambios su tasa de referencia en un rango de 0.25% a 0.5%.
Seguido a esto, se generó un fuerte sentimiento positivo en los inversionistas de que los bancos centrales continuarán estimulando la economía. Esto también significó buenas noticias para el peso, que logró recuperar terreno frente al dólar después de 11 jornadas consecutivas a la baja. No obstante, cerró la semana con una depreciación del 5.55% en el tipo de cambio spot en lo que va del mes. Por lo que, frente a la gran volatilidad registrada en las últimas semanas, muchos analistas comienzan a apostar por una subida a la tasa de referencia de Banxico de 50 puntos e inclusive de 75 o 100 puntos la próxima semana con el fin de contener una depreciación mayor del peso frente al dólar.

Sin embargo, a mi me parece algo difícil que esto suceda principalmente porque las elecciones en Estados Unidos representan un riesgo latente, y de subir tasas en septiembre se quedarán con “poco espacio” para actuar en noviembre en caso de que Trump resulte electo. Por otro lado, los fundamentales de la economía no justifican un incremento, y para que esté tenga efecto sobre el tipo de cambio analistas estiman que este tendría que ser de entre 200 y 300 puntos, lo cual no tiene mucho sentido y es poco probable que suceda.

En todo caso la siguiente semana también se reunirá la Comisión de Cambios (integrada por la Secretaría de Hacienda y Banxico), anunció José Antonio Meade, para evaluar la posibilidad de intervenir en el mercado. Por lo que analistas afirman que podrían utilizar la línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional para contener los niveles del tipo de cambio (vendiendo dólares en el mercado). También se habla de que podrían intervenir en el mercado cambiario utilizando derivados. En fin, la tarea no parece fácil y el panorama pinta ser desalentador para la economía mexicana que no sólo enfrenta riesgos externos sino importantes retos internos como la creciente desaprobación del presidente, aumento de la deuda pública, inestabilidad política, corrupción, (nombre el que usted quiera). La decisión no es sencilla, ya que si deciden subir la tasa de referencia, sería al costo de un menor crecimiento, pero por otro lado, no hacer nada puede mandar las señales incorrectas al mercado.

Y entonces, la pregunta del millón… ¿Qué pasará con el tipo de cambio? Pues en gran parte, esto dependerá del resultado de la encuestas y del resultado de las elecciones en Estados Unidos. De acuerdo con analistas de Morgan Stanley, se estima que de ganar la presidencia Clinton, el peso podría regresar a niveles del 17.50 (difícil verlo por debajo de este nivel). Por el contrario, de ganar Trump, fácilmente se irá arriba de los 21 pesos por dólar.

Recemos por que el debate de este lunes sea ventajoso para la candidata demócrata, ya que esto podría darle un respiro al peso.

¡Buen fin de semana!

Dinorah

*Con información de Bloomberg.

 

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s